El cooperativo local para dos jugadores con el que se estrena Blue Glitch Games

Blue Glitch Games es un estudio formado por alumnos de los másteres en programación, diseño, arte y marketing de la Universidad Complutense de Madrid, Voxel School y PlayStation Talents.

Como trabajo de fin de máster han producido la demo de Twaliens, un shoot em’ up 3D del subgénero «run & gun» que esta siendo desarrollado para las plataformas Playstation 4 y PC. Incluye un modo cooperativo local para dos jugadores, con ambientación espacial y un tono estético que los propios diseñadores han considerado retro ‘low-fidelity». Imitando así en su apartado gráfico y jugable, al estilo musical «lo-fi» que tiene en el caos y la imperfección su originalidad.

El proyecto, cuyo desarrollo ha durado cerca de seis meses, es uno de los semifinalistas de la VI edición de los Playstation Talents. El equipo de El Torito Indie tuvo el gusto de poder disfrutarlo junto con sus desarrolladores en la Madrid Game Week 2019.

Si os animáis a probar la demo de Twaliens: The Worst Aliens, podéis descargar la versión de PC haciendo clic aquí.

Historia

Twaliens nos llevará a un mundo ficticio, donde conoceremos a Zornock, una deidad cósmica que representa el Chaos, y que ha sido olvidada y deshonrada por los habitantes de la Galaxia.

Someterá a dos desafortunados alienígenas a una extravagante cruzada a lo largo de variopintos y caóticos planetas para infundir el terror y devolver el prestigio a esta excéntrica divinidad por medio de la reliquia de Zarniack.

Ausencia de modo single-player

Lo primero que vamos a echar en falta es la posibilidad de disfrutar del juego con un modo para un único jugador. Es evidente que el estudio se ha centrado en la experiencia colaborativa y no ha tenido tiempo de implementar la inteligencia artificial para habilitar un «bot», que pudiera acompañarnos en esta supuesta aventura en solitario. Por tanto, deberemos contar con un/a amigo/a si queremos disfrutar de las buenas mecánicas de combate colaborativas que nos ofrece esta demo de Blue Glitch Games.

El juego comienza con una cinemática a modo de narrativa externa que ofrece algo de contexto ficcional sobre el mundo posible. Algo acertado para favorecer la inmersión del jugador. Sin embargo, lo segundo que echaremos de menos, es la posibilidad de elegir o al menos personalizar nuestro personaje o avatar. Todas las opciones que tendremos al respecto, serán las de elegir el mando con el que queremos jugar.

La cinemática junto con algo de gameplay la podéis ver en este trailer:

Mecánicas de combate colaborativas

El punto fuerte del juego, es sin duda el diseño de su micro-estructura dinámica, fuertemente enfocada a unas mecánicas de combate colaborativas, que queramos o no, nos obligarán a coordinarnos con nuestro compañero a la hora de intercambiar armas y conquistar diferentes áreas mientras luchamos contra hordas de enemigos.

Dispondremos de dos armas, una para aspirar munición y otros objetos del escenario, y una metralleta con la que podremos disparar para acabar con los enemigos. Cada jugador, dependiendo del arma que porte en cada momento, adquirirá un rol u otro. Si portamos el aspirador, deberemos recoger la munición y las piezas de los puzzles que necesitaremos montar para conquistar las diferentes zonas. O si estamos armados con la pistola, recaerá sobre nosotros la responsabilidad de disparar y cubrir al compañero.

Deberemos hacer uso de las armas con cabeza, ya que el sistema contempla el uso de «cooldown» para penalizar al jugador si éste no intercambia el arma con el compañero en menos de 30 segundos. Esto obligará a ir cambiando el rol de los jugadores periódicamente.

Este sistema de armas limita mucho las acciones posibles y la estrategia de los jugadores, y esto puede acortar el bucle de juego y la rejugabilidad. A futuro, el equipo podría optar por enriquecer los sistemas de combate, bien dotándolo de más armas, o dejar que sean los propios jugadores los que elijan el arma con la que quieren jugar. No obstante, al tratarse de una demo corta, la diversión esta garantizada y la propuesta es solida en este sentido.

Trabajo en equipo y cooperación

En Twaliens lo compartimos todo: barra de vida, munición y progresión. Lo que lo hace ideal para jugar con amigos y pasar un rato divertido matando aliens. Además al final de cada nivel, deberemos derrotar al correspondiente jefe final. Aunque en la demo solo dispondremos de un nivel, el objetivo final del juego será avanzar hasta llegar a enfrentarnos al villano de los villanos.

Cabe destacar el excelente mecanismo de pantalla compartida, que se dividirá o fusionará en función de cuanto nos distanciemos de nuestro compañero. Lo hemos probado y le da mucho dinamismo a la acción.

Ausencia de balance individual de juego

Aunque somos conscientes del enfoque colaborativo de Twaliens, creemos que el balance de juego debería mostrarse por separado, ya que es difícil saber al final de la partida que jugador tuvo mejor desempeño. Además este sistema, una vez definido un sistema de puntuación claro e intuitivo, podría ser útil para introducir una motivación adicional a los jugadores.

AI por refinar

La AI de los enemigos es muy básica, actuando siempre en manada y de forma demasiado directa. Los algoritmos de calculo de rutas y tácticas son muy simples y hacen muy predecibles los movimientos de los enemigos, y por tanto limita también las acciones del jugador a la hora de defenderse, que prácticamente se limitarán a recular mientras disparamos en las diferentes direcciones. Sabemos por lo que nos ha comunicado el equipo, que ya están trabajando en pulir este y otros muchos aspectos de AI.

Las animaciones de los personajes están poco refinadas, lo que produce un movimiento un tanto artificial y anti-natural, especialmente al desplazarnos por las diferentes zonas de la pantalla. Sin embargo, el diseño del nivel mostrado en la demo es sólido, y muy bien planteado de cara a asimilar las mecánicas.

Música bien elegida

Creemos que la música elegida para el primer nivel es acertada, una mezcla de música electrónica, guitarra eléctrica y coro le dan el toque de acción y ritmo que las mecánicas del juego exigen al jugador, presentando una experiencia audiovisual coherente y orgánica.

Como punto de mejora, al tratarse de música extradiegética dirigida hacia los jugadores, el ritmo de la música podría ir acompañado del número de enemigos en pantalla. Lo que incrementaría la inmersión en las escenas de combate.

A futuro

El equipo se centrará en crear un mundo posible secundario, que conectará con los diferentes niveles. Para ello han escogido la referencia de Destiny, donde con una nave puedes seleccionar el destino y el nivel que deseas jugar, siempre y cuando las condiciones de acceso al mismo hayan sido satisfechas previamente.

Por otro lado, el gran esfuerzo pendiente se centrará en la generación de más contenido en forma de nuevos mundos y niveles, personajes, enemigos, objetos ficcionales y cinemáticas para completar una primera versión del juego.

Los desarrolladores también estaban analizando la implementación de un sistema de progresión basado en la experiencia, y que trascendiera de la propia partida. Sin embargo, ellos mismos admitían que todavía no tenían claro cual sería el sistema final.

Conclusión

Twaliens es un juego adictivo y divertido para jugar con un compañero de batalla. Sus mecánicas nos obligarán a jugar en equipo. Los sistemas de armas, salud, así como la manera en que debemos conquistar las zonas, están enfocadas en la cooperación y el trabajo en equipo. El modo de pantalla compartida está implementado de forma muy orgánica y ayuda a dinamizar la acción e incrementar el ritmo del juego.

Aunque vemos la demo algo escasa en cuestión de contenido y en el apartado sistémico de combate y armas, podemos afirmar que nos deja unos sistemas y mecánicas que funcionan bien, proporcionando diversión y buenas horas de entrenamiento. Podemos concluir que es una demo con mucho potencial, sólida y muy bien planteada.

Estaremos atentos para saber más acerca de la evolución del juego.

¡Nos leemos!